Feliz algo

|

E N   B R E V E

James R. Portoraro


Mi apreciado maestro don  Enrique García Cuéllar me enseñó una palabra genial: felizólogo. Creo que, si no recuerdo mal, en este grupo entran Confucio, Og Mandino, Yalil Yibrán y el Maharishi Yogi de fama Beatles en los años sesenta. Que es la manera correcta de decir esa década, no los sesentas, porque quiere decir la década que cubre los años que acaban en sesenta; o setenta, u ochenta. Andamos en lo mismo: malcopiando al inglés.


Volviendo al tema, mucha gente se siente a nivel de Og Mandino o del Maharishi derrochando felicidades por las redes sociales: feliz miércoles, ínclito buen fin de semana (el de la gastadera), excelsa celebración de la cena del cumple, patriótico cinco de mayo (en el cual se ganó la primera batalla de Puebla para luego perder otra también en Puebla), pero que es una fiesta que más lo celebran los EEUU que México. Un día de estos voy a averiguar porqué.


Y así llega el Niágara de memes de la felicidad condensada con pajaritos, arcoiris, cafés humeantes, flores que se mueven y toman color, ositos, gatitos y variedad de animalitos afeminados, amaneceres, playas y hasta unicornios con lazos rosados. Es una cursilería de la cual ni se escapa Jesucristo en un meme celestial. Me cuentan que hay quién recibe hasta veinte mensajes diarios así. Debe estarse ahogando en comunicación kitsch como se ahogaron los comensales con las rosas de Heliogábalo.


Notas

MANDA ALTA AL 9612552882 Y RECIBE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES

Comunicación
Vocabulario
"Chido, cul y está padre"
Home
Panini
Spaghetti
Ropa rota