Spaghetti

|


Spaguetti


E N   B R E V E

Por James R. Portoraro


En italiano, a una cuerda delgada se le dice spago. Por consiguiente, una cuerdita es un spaghetto. Y varias, son spaghetti. La palabra se ha españolizado; se dice y escribe espagueti y es ya plural. Decir espaguetis es erróneo y absurdo.


Mucha gente tiene la santa manía de romper los espagueti para cocinarlos o, si no, a la hora de comerlos, de cortarlos con cuchillos y tenedor. Nefasta costumbre. 


Hay que aprender a comerlos enrollados con el tenedor. En caso de dificultad, se permite ayudarse con una cuchara. Pero jamás cortarlos por que si se inventaron para ser comidos cortados ¿para qué molestarse en confeccionarlos largos?


La otra nefanda costumbre es de servirlos como acompañamiento. Va uno a comprar un pollo y te dan ensalada, salsa y espagueti. Los espagueti se comen como primer plato: porción completa o media porción, pero jamás acompañando a otra cosa como carne.


La tercera costumbre es de cocinar pasta corta – como rotini o penne – y, una vez fría hacer una ensalada poniendo crema, mayonesa, jitomate, y otras cosas. Como dijo una revista italiana hace años: Ese mejunje inventado en los EEUU no se lo daría ni a mi perro para comer.


Cuando me dicen que soy un exagerado puntillista, contesto que a partir de mañana voy a comer tacos de cochito con ketchup.


Notas

MANDA ALTA AL 9612552882 Y RECIBE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES

Oficios
Bellezas
Bolsas
Canciones
Nombres de cosas
Dudas
Drop Out