Hospitalización de Sanders agita debate sobre la edad y la salud de los candidatos

|

3


El senador Bernie Sanders, aspirante a la candidatura presidencial demócrata en Estados Unidos, fue operado de urgencia ayer en Las Vegas, Nevada, después de sufrir una obstrucción arterial.

“Durante un acto de campaña anoche, el senador Sanders sufrió malestar en el pecho. Tras una evaluación y exámenes médicos se descubrió que tenía una obstrucción arterial y se le insertaron dos stent (tubos metálicos de dos a cuatro mm de diámetro) con éxito”, afirmó uno de sus asesores principales, Jeff Weaver, en un comunicado.


“Sanders está hablando y de buen ánimo. Estará descansando durante los próximos días”, apuntó la nota, que agregó que se cancelarán sus próximos actos y apariciones “hasta un próximo anuncio”. Para este miércoles, Sanders tenía previsto participar en un acto sobre el control de armas en Nevada.

“Acércame una silla”. Su manager de campaña, Ari Rabin-Havt, dijo que Sanders se empezó a sentir mal después de hablar ante 250 personas en un evento de recaudación de fondos en un restaurante de Las Vegas.


“Ari, ¿me haces un favor? Acércame una silla. Me voy a sentar un rato; ha sido un día muy largo”, relató su manager de campaña, luego de señalar la agenda tan intensa de Sanders, incluso para el veterano político, que acostumbra a estar de pie en todos sus eventos públicos. Tras la operación, Sanders dijo encontrarse de buen ánimo y aprovechó para enviar desde el hospital un tuit mitinero: “Nadie sabe cuándo es necesario un servicio médico de urgencia. ¡Viva Medicare!”, declaró en alusión al programa de salud pública que impulsó Barack Obama y que el actual mandatario, Donald Trump, quiere abolir.


Continuar nota

Odebrecht pagó campañas de Alan García, Humala y Keiko
'Chapo' Guzmán entregó dinero a presidente de Honduras, dice Fiscalía de NY
Mata a su hijo con agua hirviendo al tratar de exorcizarlo