Sexo musical

|

Captura de pantalla 2019 09 21 a las 18.45.16

E N   B R E V E

James R. Portoraro


Siguiendo con el tema de erotismo o, mejor dicho, la falta de, llegué a tener la oportunidad de hablar con adolescentes que aún no llegan a edad universitaria.


Todos han nacido en el siglo XXI. Todos han tomado leche materna con internet. Todos pertenecen a la generación del chupón electrónico del celular. Lo han visto todo, lo han hecho todo, lo saben todo. O eso es lo que se creen.


A pesar de sentirse los supersabelotodo frente a un señor ya mayor generación carcamal, les dio algo de reparo abrirse al tema de las expresiones sentimentales musicales. Aparentemente, algo de vergüenza sintieron porque se dieron cuenta de la crasa realidad de la falta de ese sentimentalismo - tal vez un poco anticuado, tal vez un poco cursi – del amor de antaño.


No sé si ese amor se haya perdido. O que nunca lo vayan a experimentar porque no tienen las bases para ello. Me hablaron de su música de ahora. Me enseñaron sus vídeos de ahora. Todo son pechugas. Todo son caderas. Todo son canciones de letras repetitivas vulgares. Es callaíta. Pero atrevida en el sexo.


Al menos hace años éramos más poéticos:


Estaba el mar impetuoso al atardecer

Me la llevé a la luna

Y detrás de una cortina de estrellas…

…me la cogí.



Notas

MANDA ALTA AL 9612552882 Y RECIBE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES

Sordera
Soledad
Revolución
Piedra volcánica
Cinemahistoria
Amplitud de mente
Mona Lisa I
Amplitud de mente