¡Urge la pena de muerte!

|


Por David Sol Corzo


Una niña es secuestrada y la matan. ¿Quiénes cometieron el crimen? La nana, quien la cuidaba, el extrabajador que tuvo empleos del padre, la hermana de él, un policía de confianza demostrada en examen y dos cómplices más. La confianza de los padres en los más cercanos a la niña. 


¡Fuchi¡ ¡Guácala! ¡Ichi!


Esta sociedad podrida no se compone con injertos, ni con tolerancia. Esta sociedad podrida solo se reconstruye cortando de raíz la mala genética y la ausencia de valores. 


¡Pena de muerte!


Dicen que no funciona. Pero al menos dejarán de reproducirse. Al menos, si no funciona, será uno menos que integre a esta sociedad que lastima. Uno menos en lo individual que beneficie con su ausencia a lo colectivo.


Los derechos humanos de los buenos siempre estarán por encima de los derechos humanos de los malos. Hay que aprender a distinguir.


Quien no entienda esta diferencia que la ley no distingue por abstracta e impersonal, le va a pesar en sus descendientes ...tarde que temprano. 



W1

MANDA ALTA AL 9612552882 Y RECIBE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES

Quiero ser Mascoto, no chucho de la calle
Golpes mediáticos contra Rosario
La música fecal
Antes de "colgar los tenis" quiero ver siete cosas que son más de siete
El espacio necesario para el tercer sexo
¿Quieres verte más viejo? No hace falta la app