Asesinos detenidos

|

Por Ausencio García


Más tardó un asaltante en tratar de llevarse lo que fuera de un Extra que está por El Retiro, que la policía en atraparlo, quitarle el arma blanca y llevárselo preso. 


Todo quedó en un susto para la gente que se encontraba en el establecimiento, como en un coraje para el infeliz ratero que, por cierto, anoche durmió a la sombra. Lo van a soltar, porque el delito alcanza fianza, pero ya está fichado y si reincide, lo van a atrapar de nuevo y lo sabe. 


La Policía Municipal demostró que ya tiene las pilas puestas luego de la limpia que se hizo en la institución donde cobraban como policías muchos periodistas. Lo curioso es que en cuanto dejaron de cobrar “se dispararon los delitos”. Lo que sucedió es que ya no pudieron disparar la chelas. 


La Policía Estatal estaba espiando de cerca de los asesinos del matrimonio sancristobalense. Los tenían cortitos, mientras la gente estaba desesperada porque no los agarraban. Eso pasa por andar viendo programas de policías gringos que en un capítulo de una hora se comete el crimen, encuentran el ADN, lo comparan en una computadora que tiene todos los ADN del mundo y aparece el nombre del dueño. 


W1

MANDA ALTA AL 9612552882 Y RECIBE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES


De inmediato van por él, lo esposan, pone una escena final donde se ríen y se acabó el programa. La realidad es distinta, pero ya cayeron los matones y están tras las rejas. Les quitaron hasta la camioneta que llevaban las víctimas. 


Liberaron a los policías retenidos en Río Florido, municipio de Ocosingo. De inmediato los internaron para valorar su estado de salud y se encuentran bien. 


Lo importante aquí es que el Gobierno del Estado no cedió a chantajes. Los captores liberaron a los policías al saberse descubiertos y acorralados. Entonces prefirieron no agravar lo que ya de por sí se les viene encima y dejaron ir a los policías. 


Pero de que este cuento no acaba aquí, le aseguro que no acaba; apenas acaba de empezar con la liberación de los agentes de la Ley. 


¡Ya, por favor, que pavimenten calles! Dicen que a la colonia El Retiro y a Las Palmas les ha ido muy bien con eso de la pavimentación. 


Da la casualidad de que en Las Palmas vive el presidente municipal Carlos Morales. Yo no tengo ni dinero ni intención de irme a vivir allá, por lo que debo suplicar que pavimenten Plan de Ayala, donde los baches hacen de las suyas en perjuicio de la circulación libre de vehículos. 


Y pido que pongan, en vez del asfalto o el concreto, empedrado mixto. Eso dura para siempre y no contribuye al calentamiento global, además de recuperar el agua para los mantos freáticos. 


Ya sé que es mucho pedir, pero dicen que el que no habla, el presidente no lo oye.



¿Tiene algo que denunciar? ¿Tiene quejas que exponer? Hágalo en vivo a través del Facebook: Enrique García Cuéllar quien le da voz a su opinión en Y nos dieron las Once, el espacio ciudadano donde todos tienen cabida...


Baner


Gurría no conoce las teclas ni de la marimba
Primer lugar nacional en violencia
Liberan a policías retenidos en Ocosingo
Detienen a los presuntos homicidas de pareja sancristobalense
Emilio Zebadúa, acusado de ser el “operador estrella” en falsificaciones
Asesinan a pareja en Comitán