Mis 22 árboles de cada día

|


Por Hernán León Velasco


Con frecuencia decimos que somos ecologistas, cantamos la canción “mi árbol y yo”, nos tomamos la foto sembrando un cedro, pero, poco hacemos por nuestra deuda con la naturaleza. 


Un ser humano necesita: 22 árboles con una altura de 15 a 20 metros y un promedio de 200 mil hojas, para suplir la demanda de oxígeno personal, que son de 400 litros diarios en actividades normales. Si realiza ejercicio puede llegar su consumo diariamente hasta de 800 litros. 


Una persona sedentaria con un promedio de vida de 75 años, para sobrevivir fue necesario un total de 602 250 árboles. En la atmósfera el 21 por ciento contiene oxígeno, teniendo menos en los lugares de mayor altura, este porcentaje disminuye por cada bosque derribado. Los mayores pulmones del planeta actualmente son: el Amazonas, El Bosque Tropical del Escudo Guayanés, El Parque Nacional Cabo Scout, las Estepas de Siberia y El Parque Nacional de Fiordland. 


La pérdida de las selvas, origina los cambios climáticos que provoca el deshielo de los polos, así en el ártico desde los 70 del siglo pasado se redujo un 30 por ciento. 


Lo anterior hace que aumente el nivel del mar y por lo mismo se reduzcan las playas. Una de las cosas más graves es el denominado efecto invernadero que es un fenómeno atmosférico producido por algunos gases presentes en el aire que permite mantener la temperatura del planeta al retener parte de la energía proveniente del Sol. 


Whatsap1

MANDA ALTA AL 9612552882 Y RECIBE LAS NOTAS MÁS RELEVANTES


Con este fenómeno natural se estima que la Tierra presentaría fluctuaciones climáticas que resultarían intolerables para la vida, registrándose 80ºC de día y –130ºC por la noche, con una temperatura media de -18ºC; en vez de los actuales 15ºC. 


En Chiapas, la deforestación ha causado una pérdida del 75 por ciento de su cobertura. A partir de estos datos, al observar al bosque debería arrodillarse para decirle: "gracias, muchas gracias por mis 22 árboles de cada día y perdóname por no defenderte de mi hermano el hombre". 


Cada vez que se tala un árbol, eres tú o yo quienes cavamos nuestra tumba. Para no ir lejos, en el corazón del Cañón del Sumidero, la fábrica “La Calera", en más de 50 años de estar en funciones se derribaron no solamente árboles, sino además, una parte de la montaña misma. Por ello, es importante generar conciencia ecológica y proteger a nuestra madre naturaleza.



¿Tiene algo que denunciar? ¿Tiene quejas que exponer? Hágalo en vivo a través del Facebook: Enrique García Cuéllar quien le da voz a su opinión en Y nos dieron las Once...


Captura de pantalla 2019 07 02 a las 16.06.22


Lo que aprendí de doña Maclovia
¿Por qué nos reímos?
En cuanto me levanto
No tengas prisa de nada
Leo a la velocidad de lo que me dicen las palabras
La libertad del cautiverio
Terapia del llanto