Es lunes

|

Por Hernán León Velasco


Avanza el día como un río impetuoso para levantarnos a seguir en la búsqueda de algo nuevo que traiga el tiempo.


Nuestra vida pasa bajo la sombra del sol que nos permite ver lo suficiente del camino para llegar al mar.

En las profundidades del océano de la existencia, el pasado regresa como las olas a la playa (son los recuerdos) para que mires los ayeres sin dolor.


Pero tú vas en un barco y es tiempo de partir hacia el destino que te dicta el porvenir.


No pierdas el tiempo en los naufragios del pasado y ponte a tararear la canción cuando navegas en alta mar.

Sin controversias
Las disculpas no se solicitan
La disculpa fallida
Luis Donaldo Colosio
De aeronaves
Un zorro llamado Chanti
El Poder
Chiapas, botín de la Federación