Amplitud de mente

|

James R. Portoraro


Mucho se ha hablado este mes sobre Notre-Dame de París y yo no voy a añadir nada al tema. Pero sí quiero decir que ni Notre-Dame ni ninguna de las construcciones entre el siglo XII y el XVIII se levantaron utilizando los medios tecnológicos de la actualidad. No había computadoras, no había luz artificial, ni bombas de agua, ni baños, ni refrigeradores, ni elevadores, ni herramientas eléctricas. Absolutamente todo se hizo de una forma manual y mecánica a fuerza de poleas, de cuerdas, de músculo, de grúas, martillos y maquinarias que inventaron con un fervor de dejar huella que hoy no parece existir.


Aún más. No había ciudades grandes en Europa. La Florencia que construyó la cúpula más grande de occidente en mil años albergaba 70mil personas. Cuando se levantó la basílica de San Pedro, la ciudad de Roma no llegaba ni a los 90mil habitantes. El París de la época del palacio de Versailles tendría 80mil personas. Ninguna ciudad llegó a un millón hasta que Londres lo alcanzó en el siglo XIX.


¿Qué ciudad de 100mil habitantes hoy en día es capaz de levantar esas iglesias y palacios? Se nos ha estrechado la mente.



Arias
Frutas
Barbas