Vivaldi

|

EN BREVE

Por James R. Portoraro


El tráfico en Tuxtla Gutiérrez está mal sobre todo cuando se pone uno a pensar que se podría evitar en ciertas zonas concurridas de la ciudad si se tuvieran en cuenta las siguientes recomendaciones: respetar las señales de no estacionar; tener las vías de tránsito importantes con las rayas pintadas en el pavimento; contar con paradas de transporte público con un nivel de organización; utilizar debidamente las señales luminosas de los automóviles; caminar más.


Mientras no se haga, seguiremos quejándonos del tráfico innecesario, echando pestes contra los demás, evitando colisiones y despotricando contra los transportes públicos. 


En espera de alguien que tenga conciencia vial e imponga el reglamento o a que nos caiga un milagro del cielo, queda un remedio temporal como escapismo del cansancio y la frustración. 


Cerrar todas las ventanas, reclinarse un poco y que la música de Vivaldi opaque y cancele todo ruido exterior. Recomiendo Concerti della natura o La cetra o La stravaganza. Y que siga el caos afuera.

Señales
Pronunciación
Humor del Renacimiento
Lenguaje de género
Idiotas
Emergencias
Cosas del idioma
​Julio César
Andy Warhol