Galletas

|

EN BREVE

Por James R. Portoraro


Entre tantos recuerdos de cuando yo era niño, aparece el de las galletas María. Mi abuela me las daba con un vaso de leche mezclada con chocolate en polvo y, durante muchos años, pensé que mi abuela era una señora muy importante que tenía sus propias galletas. Mi abuela se llamaba María.


Las galletas María son parecidas a las llamadas digestivas, pero tienen la particularidad de que, al sumergirlas en leche o café, no se ponen blandas tan rápido como otras. Tardan algo en absorber el líquido.


Las galletas María son unas de las más famosas en todo el mundo, sobre todo en el ámbito hispanoparlante. Con ellas se hacen platos dulces y salados en España, Venezuela o Uruguay; diría que en todas partes son la obligada galleta de la merienda. Sin embargo, no son españolas.


Alfredo de Saxe-Coburg-Gotha, duque de Edimburgo, se casó con María Aleksandrovna de Rusia en 1874; ella se convirtió en la duquesa de Edimburgo. Para honrarla, un panadero inglés alteró un poco la receta de las galletas redondas para té llamadas rich tea y le estampó el nombre de María. 


Cada vez que nos comamos una de estas galletas, estamos consumiendo un poco de la historia de Inglaterra.

Pronunciación
Humor del Renacimiento
Lenguaje de género
Idiotas
Plástico
Humor griego
Maratón