Pronunciación

|

EN BREVE

Por James R. Portoraro


El otro día mencionaba el nefasto uso de los apóstrofos en español en palabras como DVD's o CD's que debe ser DVDs y CDs pues con el apóstrofe ya está mal en inglés y peor en español.


Hoy me voy a referir al uso de ciertas palabras y su pronunciación ya que los que las pronuncian mal se creen que lo están haciendo bien y se convierten en ignorantes anónimos.


Si tenemos las palabras en español perfectamente entendibles como manicura y pedicura, no entiendo el esnobismo de la gente que va diciendo que se va a hacer la "maniquiur" y la "pediquiur". Queda muy chic lanzar palabras en francés. Pero bien pronunciadas. Si no, mejor abstenerse.


Otra aberración la comete quién dice Lamborllini cuando la palabra Lamborghini se lee Lamborguini. Se inventan su propio italiano como alguien en el servicio postal que salió con la genial idea de llamar a unos buzones el servicio expresso que ni es ni español ni italiano. Es un contubernio lingüístico.


La segunda es la palabra Versace. La manera correcta de decirlo es Versache. Pero hay quién se da ínfulas de haber nacido en la Via Veneto y dice Versachi. Y aún peor, Versash. Para suicidarse.

Emergencias
Idiotas
Plástico
Domingo de mercado
Humor griego
Cosas del idioma
Maratón
El nacimiento de Italia
Comunicación