Lenguaje de género

|

EN BREVE

Por James R. Portoraro


Querer hacer las cosas de una forma políticamente correcta no hace más que complicarlas. Sobre todo cuando metemos al idioma por medio. Es irritante el escuchar "las y los niños", "las y los mexicanos" y cuarenta ejemplos más que no tienen sentido. 


No quieren acabar de entender que el español como el italiano o el francés, que tambien derivan del latín, son idiomas inclusivos en los cuales hay casos en los que el masculino significa masculino y femenino a la vez. Si nos ponemos a jugar con los artículos y los géneros de las palabras, los adjetivos se descuajaringan. 


La oración inclusiva "los niños buenos y estudiosos reciben premios" es para el masculino y el femenino. Pero empleando la cretinada de "las y los", que me expliquen como escribo lo demás. ¿"Las y los niños buenas y estudiosos"? De dementes.


El español es un idioma rico. Si se encuentran en un dilema políticamente correcto, no digan ni niños ni niñas. Digan infantes (masculino de todas formas). No digan ciudadanos y ciudadanas. Digan ciudadanía (femenino para todos). No digan alumnas y alumnos. Digan el alumnado (masculino), que la "alumnada" no existe. De la inclusividad del idioma no podemos salirnos. Tiene más de veinte siglos.

Plástico
Domingo de mercado
Humor griego
Cosas del idioma
Maratón
El nacimiento de Italia
​ Café
​Viajando en el tiempo