Gobernador decidido

|

El desalojo por parte de las autoridades, de los invasores de predios particulares, fue una acción ya urgente en Chiapas, donde la impunidad había campeado a sus anchas hasta hace tres meses. 


Rutilio Escandón Cadenas tomó la ley en la mano y procedió. La utilización de la fuerza pública como un derecho y un deber del Estado, con la finalidad de proteger a la sociedad y sus bienes, no puede ser más que aplaudida por todos los sectores de la población, excepto, claro está, por quienes se han beneficiado por años de esa industria de la protesta que tanto había prosperado y se niega a desaparecer. 


Cierto es que en el ataque al Movimiento Campesino Regional Independiente (MOCRI) afectó a algunas personas ajenas a la invasión, pero debemos admitir que este tipo de incursiones legales no están exentas de daños colaterales que, en este caso, fueron mínimos. 


Lo importante es que en Chiapas se ha restablecido la legalidad y es el inicio del restablecimiento total del estado de derecho, tantas veces invocado y ahora en camino de ser instaurado gracias a la aplicación de la ley. 


Existe resistencia por parte de los grupos rijosos, sin embargo, no tendrán más capacidad que las fuerzas del orden, representantes de un gobierno dispuesto a recuperar la convivencia perdida hace por lo menos dos sexenios, cuando arribaron a la gubernatura estatal los dos sujetos menos indicados para regir el destino de los chiapanecos. 


Curiosamente ambos continúan siendo mantenidos por el Estado mexicano, como si de auténticos próceres se tratara. Si estamos en el umbral de los cambios, somos testigos de un cambio verdaderamente histórico en la forma de gobernar, porque se ha antepuesto el interés mayoritario y se ha aplicado, por fin, la ley para recuperar la confianza en las instituciones que han sido creadas precisamente para velar por los intereses de los ciudadanos.


TE RECOMENDAMOS


Mocri ataca a los ciudadanos en las calles de Tuxtla

​AMLO investigará a Samuel Toledo; no quiere reciclar funcionarios corruptos, dice
Se fractura la guerrilla en Chiapas; rompen FLN con el EZLN
Paco Rojas demanda a Fernando Castellanos con pruebas en la mano
Bomba de tiempo, la gasolina que venden en casas
Se acabó la paciencia del Sindicato de Salud; reanudan la lucha
Muere ganado en Chiapas por abuso de Clembuterol; pretenden vender la carne
“Muchas gracias, Manuelito, pero me van a investigar”; renuncian notarios al regalo de Velasco