No sabes lo que comes: El engaño en la venta de pescado en México

|


Carlo echegoyen

Foto: Carlo Echegoyen


Apenas amanece y en el mercado de La Nueva Viga ya hay un trajín de vendedores y clientes que buscan el mejor pescado. Sobre planchas metálicas o sobre el hielo, se apilan el huachinango, el mero, mojarras, curvina, que horas después estarán en la mesa de una restaurante, o en una pescadería.


Pero en el camino del océano al plato de los comensales mexicanos hay un engaño que no solo afecta el bolsillo de los consumidores, también tiene repercusiones ambientales, en la dinámica pesquera del país y en el ecosistema marítimo.


Un estudio de la organización Oceana, que busca la conservación de los océanos y sus especies, muestra cómo en el país es común la práctica de sustitución de pescados con la que, solo por mencionar un caso, mientras los comensales eligen marlín lo que en realidad reciben la mayoría de las veces es atún ahumado. Aunque incluso con el estudio se registró que en dos ocasiones el marlín fue sustituido por tiburón zorro, y en una por tiburón sedoso. 


Leer nota completa

Morena, con poco tiempo para sacar el paquete de iniciativas de AMLO
Sin acuerdos, elección de ministra de la SCJN
Juez declara quiebra de Casas Geo
Se van a quedar con las ganas, la economía está en marcha: López Obrador
Le clava un puñal a su novio y luego le pide perdón con los brazos abiertos
Reforma denuncia intimidación del gobierno; AMLO lo niega y ataca: ocultaron corrupción y fraudes
Evalúa AMLO qué hacer con dos “elefantes blancos” de Peña y Calderón