Salva Salud a niño mordido por víbora; lo trasladan en helicóptero

|


FOTO BOLETIN SALUD (2)

Autoridades de Salud constatan la atención oportuna y el buen estado de salud del paciente Gabino Chankanyom Kin, de 11 años de edad, originario de la comunidad San Javier, del municipio de Ocosingo, quien fuera mordido por una víbora la semana pasada.


Gracias a la inmediata intervención del Gobierno del Estado en el traslado del menor vía aérea desde el municipio de Benemérito de Las Américas a la capital del estado, actualmente se encuentra estable y fuera de peligro.


Además de la visita que realizó el secretario del ramo al Hospital General “Dr. Jesús Gilberto Gómez Maza” para supervisar la atención médica que recibe Gabino, también platicó con el personal médico encargado del área de urgencias, que le informó sobre la salud del paciente.


Jessica Ochoa Tapia, encargada de servicios de urgencias, informó que el niño ingresó al hospital el pasado 21 de febrero en condiciones críticas, con un edema de la extremidad inferior derecha hasta la rodilla. No obstante, presenta una evolución favorable.


Por su parte, Carmen Kin Najkin, madre del menor, agradeció al gobernador Rutilio Escandón por la nueva política de salud que antepone las necesidades ciudadanas, como el uso de las aeronaves de gobierno en este tipo de casos en los que la vida está en riesgo y el tiempo es sumamente valioso para su preservación.


Asimismo, hizo referencia a las atenciones que reciben ella y su hijo por parte de los médicos y enfermeras, a quienes agradeció por haber salvado la vida de Gabino, quien todavía se mantiene bajo supervisión médica para garantizar su pronto retorno a casa.

Inician paro los de Condusef porque les rebajaron el aguinaldo
Llegan a acuerdo maestros con Gobierno del Estado; levantan plantón
Comuneros retienen a policías; quieren el dinero del COPLADEM
AMLO evita a Manuel Velasco
Detienen a hijo de político y policías reciben insultos
Gurría se esconde de los tapachultecos
Detienen a hijo de político y policías reciben insultos