Ni pagos ni esperanza alguna les dan a los maestros; se van a paro indefinido

|


Plantou0301n chiapas

Foto: Luis Ruiz / ASICh


Los profesores interinos que empezaron el 2019 con el reclamo al pago de adeudo de salarios, se instalaron en plantón indefinido, en un campamento a media calle en el crucero central de la capital de Chiapas.


A través del vocero, Abraham Molina, dieron a conocer que tras haberse movilizado en el transcurso del día fueron atendidos por funcionarios menores de la Secretaría de Educación en las oficinas de la Secretaría de Gobierno, sin embargo decidieron instalarse en plantón porque no hay fecha clara para que les paguen la deuda de alrededor de 20 millones de pesos para cien de los afectados.


Dijo que los funcionarios reconocen que debe haber negociación, sobre todo reconocen la deuda, pero les piden pauta en tanto se reúnen con las autoridades de Hacienda.


Aseguró que observan el mismo proceder de la administración estatal pasada, les están dando largas, por lo que decidieron plantarse de manera indefinida porque ya están cansados de esperar, quieren su pago a la brevedad.


Van a mantenerse en plantón hasta que les paguen el 100 por ciento de la deuda. No aceptarán pagos en parcialidades, porque ya están cansados de eso, aseguran, sobre todo porque les pagaban un mes y los hacían esperar medio año más. Les pagaban a cuenta gotas.


Esperan que con el paso que han dado en este movimiento el gobierno sienta presión y fije una fecha específica para pagarles.


Asimismo, dijo que en la madrugada de este martes sesionarían en grupo para tomar acuerdos de las acciones que pudieran realizar en tanto dure el plantón indefinido, aunque aclaró que le apuestan a ser pacíficos para no sufrir represalias.


Por último, hizo un llamado al gobernador Rutilio Escandón Cadenas que tome cartas en el asunto, sobre todo que desde antes que asumiera posición sabía del adeudo del gobierno con ellos, y si así asumió la deuda ahora que les pague. ASICh

Asesinatos, asaltos, plantones…
El mismo Chiapas
Gurría El Hipócrita
Luego de Sínar, ¿seguirán los indígenas?
Rutilio mantiene a Chiapas al margen de cualquier transformación