El hijo de El Mayo Zambada describe cómo el cartel usó a policías y militares para librar la guerra del narco

|

La meta de una organización criminal dedicada al tráfico de droga es enriquecerse y utilizar esa masa de dinero para ganar poder. La influencia que logró el cartel de Sinaloa a través del pago de sobornos a altos funcionarios públicos llegó hasta el extremo de lograr que comandantes de la Policía Federal Preventiva (PFP) y altos mandos militares se movilizaran para neutralizar a las organizaciones rivales.


Chapo reuters

Foto: Reuters


El relato de Vicente Zambada Niebla en el juicio contra Joaquín El Chapo Guzmán sirvió para aportar nueva luz sobre hasta dónde llevaron la corrupción para garantizar la protección de su negocio. El primogénito de Ismael El Mayo Zambada explicó que en 1997 se llegó a reunir en Los Pinos, la residencia oficial mexicana, con el general Roberto Miranda Sánchez, máximo responsable del equipo de seguridad del entonces presidente Ernesto Zedillo.


Lo hizo en nombre de su padre, porque explicó quería transmitirle que estaba descontento con las redadas a los negocios de la familia. En su testimonio también citó a otro general con el que tuvo contactos, que identificó como Humberto Eduardo Antimo, así como al que fuera el jefe de los escoltas del expresidente Vicente Fox, el coronel Adams, que facilitó información sobre operativos contra el cartel.


Vicentillo explicó que la estructura del cartel llegó a tal escala que estaba en condiciones de manejar los resortes y los activos públicos para proteger sus intereses. La PFP y los militares, de acuerdo con su recuento, se enfrascaron así enfrentamientos armados con los hermanos Beltrán Leyva, los Carrillo Fuentes y los Zetas en la guerra abierta que se inició en abril de 2008 contra el cartel de Sinaloa en Culiacán.


Leer nota completa

Estas fueron las últimas palabras de Saddam Hussein
Votación del plan de salida británica de la UE se realizaría 15 de enero
“Los niños de azul y las niñas de rosa”: desata polémica ministra del nuevo gobierno
Ciudad brasileña sufre 41 ataques en dos días; esperan ayuda de Bolsonaro
Huawei 'castiga' a dos empleados por tuit enviado desde un iPhone