Muerte de un comunicólogo

|

Ahora la violencia se ha encarnizado contra una persona que luchaba por mejores condiciones de vida para los oriundos de su ciudad, Arriaga, Chiapas, puerta de la costa del estado. 


Sínar Corzo fue abatido a tiros en pleno mercado de Arriaga, sin que al momento se sepa de los autores de tan artero crimen. 


El pecado de Sínar fue hacer denuncias permanentes acerca de las condiciones de inseguridad, de abuso de la autoridad y de falta de oportunidades para quienes menos tienen en Chiapas. 


El gobernador Rutilio Escandón, de inmediato publicó en su cuenta de tuíter sus condolencias y la promesa de que “se harán las investigaciones” para dar con los asesinos del comunicólogo. Son las declaraciones de siempre. 


En México, al contrario de lo que se dice oficialmente, los homicidios dolosos van en aumento y Chiapas no es la excepción. 


La de activista social o periodista, son carreras que conllevan un elevado riesgo en su desarrollo, pues el clima de impunidad e injusticia alientan a los asesinos a desaparecer, sin consecuencia para ellos, a quienes se interponen en sus intereses y anteponen los de la mayoría. 


El asesinato de Sínar Corzo quedará impune y el periodismo aumentará su riesgo. Ya no podrá haber denuncias sin que el denunciante arriesgue su vida. Son los nuevos tiempos que habrá de sufrir nuestro país y nuestro estado, según inicia el primer mes del régimen de Andrés Manuel López Obrador. 


Sin embargo, lejos de acostumbrarnos a la impunidad y a la injusticia, la labor de denuncia y crítica se intensificará, porque la sociedad merece mejores gobiernos y para ello es necesario el ejercicio pleno del periodismo, del activismo social, de la denuncia pública. 


La realidad no se cambia con el asesinato de quienes la denuncian, sino con el cambio verdadero, surgido de la mejor voluntad de gobernar.


TE RECOMENDAMOS


Ejecutan en plena callle a Sinar Corzo

Las ilegalidades en el gobierno de Chiapas
El capricho de López
Rutilio mantiene a Chiapas al margen de cualquier transformación
Despidos en Huixtla, fallidos; empleados serán reinstalados
Indígenas presos en Chiapas piden a AMLO su liberación