Epigrama

|

Por Ausencio García

Ahora en Guadalajara

Ya venden en cada esquina

Una buena torta ahogada,

Pero ahogada en cocaína.