Mexicanos, al rescate en incendios en California

|


Incendio

Un equipo de bomberos mexicanos rescató vecindarios de Shasta, un condado de California, en el que la mayoría de las personas votó por Donald Trump para Presidente.


Los tragafuegos, todos nacidos en México y que siempre hablan en español entre ellos, son campesinos, pero como ahora no tienen cosechas que levantar, ofrecieron sus servicios como bomberos forestales.


El Departamento Forestal de California informó que asignó a los mexicanos para combatir el incendio Carr, uno de los mayores en el estado, que hasta ayer consumía 66 mil 845 hectáreas, ocasionó la muerte de dos bomberos, destruyó mil 77 residencias y averió otras 200.


Carr se inició el 23 de julio y estaba contenido hasta ayer en 47 por ciento.


El fuego también destruyó 22 comercios y dañó otros 26. Además, miles de viviendas, entre los condados de Shasta y Trinity, siguen en riesgo.


Shasta es como un lunar simpatizante de Trump en un estado con ley santuario, marcadamente demócrata, y opuesto a la administración Trump casi en cada iniciativa.


Los mexicanos forman uno de los 77 equipos de bomberos contra Carr. Se caracterizan porque sólo hablan en español entre ellos.


De acuerdo con el Departamento Forestal de California, los bomberos mexicanos aceptaron ir a combatir el incendio donde avanzaba con mayor amenaza, en el condado de Shasta.


Los integrantes del equipo se especializan en combatir el fuego con palas y azadones, a pie, para abrir zanjas que impidan el avance de las llamas en áreas donde los aviones cisterna y los helicópteros que esparcen químicos retardadores de combustión no logran impactar desde el aire.


En una entrevista que otorgó uno de los tragafuegos dijo que los residentes de Shasta no los ven como el presidente Trump califica a los mexicanos desde que lanzó su campaña en 2015.


Más detalles sobre los bomberos mexicanos