Frontera Sur: mil cruces sin control cada día

|


MIGRANTES

El semáforo se pone en rojo y Carlos, junto con otros compañeros de origen hondureño, se acercan a las ventanillas de los autos en un crucero de Villahermosa, Tabasco, para solicitar dinero o alimentos. Los automovilistas los miran con recelo, algunos con miedo suben las ventanillas.


La inseguridad, asaltos, xenofobia, homicidios y violencia en los estados que forman la frontera sur de México van al alza y las autoridades han detectado que en muchos eventos delictivos hay extranjeros como victimarios, en su mayoría de origen centroamericano. Pero al hecho de que haya migrantes asaltando o cometiendo delitos peores contra otros migrantes, se suma el paulatino aumento de la xenofobia en los municipios por los que transitan.


De acuerdo con cifras que difundió la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, el año pasado en Tabasco más de 300 extranjeros han participado en delitos de alto impacto que “cotidianamente se cometen, además de no contabilizarse los que no se denuncian”.


La Comisión Permanente solicitó al Instituto Nacional de Migración (INM) que refuerce los operativos de seguridad y revisión de la documentación a los extranjeros que ingresan al país, en coordinación con los gobiernos de Chiapas y Tabasco.


Sin embargo, estas medidas poco o nada ayudan, han fracasado, según organizaciones civiles y de derechos humanos.


Continúa información aquí

Cárcel para Rubio y Pedrero exige la Red Nacional Indígena
Tumban a falsos representantes indígenas
CNTE adelanta clases para el 15 de agosto; quiere "reponer" tiempo
Acusan al alcalde comiteco de asesinatos