Triangulaciones y desvíos de los cercanos al exgobernador César Duarte

|


CHIHUAHUA

El 9 de octubre del 2012, el entonces gobernador de Chihuahua, César Duarte, anunció el cambio de su secretario de Hacienda. Jaime Ramón Herrera Corral asumió como el brazo financiero del político priista. Fue durante 2016, su último año de gestión al frente de la Secretaría de Finanzas que se registraron probables desvíos por 10 mil millones de pesos.


De acuerdo con el ranking ¿Fuiste Tú?, se trató del posible desvío de recursos federales más grande de una dependencia durante 2016, de acuerdo con la revisión de cuenta pública de ese año que elaboró la Auditoría Superior de la Federación (ASF).


Los recursos eran parte del Financiamiento Público Local que se utiliza para proyectos de inversión pública como construcción de carreteras y modernización de alumbrado público, o para pagar sueldos de trabajadores del estado como policías y barrenderos.


Sin embargo, señaló la ASF, los recursos se utilizaron para el pago de deudas y gasto corriente.

Jaime Herrera Corral es un personaje cercano al exgobernador Cesar Duarte, actualmente prófugo de la justicia por los delitos de corrupción y desvío de recursos.


El 23 de septiembre de 2014, la organización “Unión Ciudadana” inició una denuncia penal en su contra ante la PGR –donde se incluía a César Duarte (AP/PGR/UEAF/001/2014-09)– por el presunto desvío de 65 millones de pesos. Aunque en marzo del presente año, la PGR determinó no ejercer acción legal, la organización continúa su pelea por vías legales.


Continúa información aquí