La rebelión de las masas

|


PRATS

Por Juan José Rodríguez Prats

He simplificado los problemas y los he reducido a la fórmula más sencilla. Las masas lo reconocieron y me siguieron. - Adolfo Hitler -


Con el título de este artículo, José Ortega y Gasset compiló una serie de artículos suyos, publicados a partir de 1927 y durante la década de los años 30 del siglo pasado.


Al releerlo recientemente, me dejaron sorprendido sus atinadas y vigentes ideas. Transcribo algunas de ellas, usted júzguelas.


“El estado de libertad resulta de una pluralidad de fuerzas que mutuamente se resisten”.


“Ser de la izquierda es, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser imbécil: ambas en efecto, son formas de la hemiplejia moral”. 


“La política se apresura a apagar las luces para que todos los gatos resulten pardos”. 


“El hombre masa es hermético que no está abierto de verdad a ninguna instancia superior”.


“Es en efecto muy difícil salvar una civilización cuando le ha llegado la hora de caer bajo el poder de los demagogos. Los demagogos han sido los grandes estranguladores de civilizaciones”. 


“Ya no hay protagonistas, sólo hay coro”.


“Yo dudo que haya habido otras épocas de la historia en que la muchedumbre llegase a gobernar tan directamente como en nuestro tiempo. Por eso hablo de hiperdemocracia”. 


“Con más medios, más haber, más técnicas que nunca resulta que el mundo actual va como el más desdichado que haya habido: puramente a la deriva”. 


“No nos dirá el pretérito lo que debemos hacer, pero sí lo que debemos evitar”.


“La barbarie es ausencia de normas y de posible aplicación”.


“Civilización es antes que nada voluntad de convivencia”.


“La forma que en política ha representado la más alta voluntad de convivencia es la democracia liberal”. 


“Se habla de los pueblos de la perpetua aurora, los que se han quedado en una alborada detenida, congelada”. 


“Todas las civilizaciones han fenecido por la insuficiencia de sus principios”. 


“La revolución comienza por un partido mesurado, pasa enseguida a los extremistas y comienza muy pronto a retroceder hacia una restauración”. 


“El hombre vulgar antes dirigido, ha resuelto gobernar el mundo”. 


“Toda vida es la lucha, el esfuerzo por ser sí misma”. 


“El envilecido es el suicida superviviente”.


“Cuando la masa actúa por sí misma, lo hace solo de una manera, porque no tiene otra: lincha”. 


“Un Estado debilísimo, azotado de todos lados por una ancha y revuelta sociedad”. 


“El gitano se fue a confesar, pero el cura, precavido, comenzó por preguntarle si sabía los mandamientos de la ley de Dios a lo que el gitano respondió: ‘misté padre; yo loh iba a aprendé pero he oído un run run de que los iban a quitá’”. 


“Mandar es dar quehacer a las gentes, meterlas en su destino, en su quicio: impedir su extravagancia, la cual suele ser vagancia, vida vacía, desolación”. 


“La función de mandar y obedecer es la decisiva en toda sociedad. Como ande en ésta turbia la cuestión de quién manda y quién obedece, todo lo demás marchará impura y torpemente”. 


“La vida creadora supone un régimen de alta higiene, de gran decoro, de constantes estímulos, que excitan la conciencia de la dignidad”. 


“La política es mucho más real que la ciencia porque se compone de situaciones únicas en que el hombre se encuentra de pronto sumergido, quiera o no”. 


“Un régimen electoral es estúpido cuando es falso”.


“El hombre es el único viviente que para vivir necesita darse razones de existir. La vida humana necesita —quiera o no— justificarse a sus propios ojos. Sólo podemos vivir apoyados en ciertas ideas sobre nosotros mismos y el más o menos de vida —su energía, intensidad, eficiencia— depende de coupe de champagne que esas ideas logren darnos”. 


Algo nos dicen estas reflexiones en los tiempos que vivimos.

Aeroméxico, en riesgo de perder la concesión: SCT
AMLO debe revertir la reforma de Calderón para salvar salarios y seguridad social, dicen analistas
Usaré facultad para designar delegados en estados: AMLO