Editorial

|

La salida del periodista Carlos Marín de la dirección de Milenio Diario, obedece a un acuerdo establecido entre los dueños del complejo de Comunicación y el equipo de Andrés Manuel López Obrador.


No debemos olvidar que Marín demostró una postura definida contra la candidatura de López Obrador, lo cual no hubiera tenido mayor trascendencia, pero resultó grave porque incluía insultos y frases burlescas, muy al estilo de este periodista, quien ocupará un cargo en la empresa sin aparecer en el diario ni en la televisión.


Desde un punto de vista periodístico, la ausencia de Marín en los medios no significará pérdida alguna, pues él había elegido un estilo irrespetuoso y molesto.


Antipático para muchos y hasta grosero, según otros. Sus colaboraciones más parecían un ejercicio de egocentrismo y burla que la expresión profesional de alguien que tuvo como maestro nada menos que a don Julio Scherer García, uno de los grandes reporteros y entrevistadores de este país, quien llevó al diario 

Excélsior a los más altos niveles de ejercicio periodístico en América Latina y luego, al ser expulsado del rotativo por el entonces presidente Luis Echeverría, fundó la revista Proceso que, bajo su dirección, alcanzó el más elevado nivel de aceptación debido a lo fundamentado de sus críticas y a la investigación periodística que dejó escuela.


No fue Carlos Marín un digno heredero de Scherer García ni mucho menos.


Marín prefirió un estilo individual, de lucimiento personal que lamentablemente resultó fallido.

Además, llegó a la exageración con las burlas a Andrés Manuel López Obrador, por eso los empresarios dueños de los medios donde colaboraba y dirigía Marín, eligieron prescindir de él antes que quedar fuera de la participación en el presupuesto federal, lo que significaría una pérdida millonaria que no podrían resistir.


El periodismo no pierde, como tampoco la sociedad, pero sí ganamos gracias a la ausencia de egocentrismos extremos, burlas y descalificaciones a priori, como las que tanto usaba el ahora despedido.


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE


Carlos Marín deja la dirección editorial de Milenio



Segob pide a EU frenar tráfico de armas
Se suma la Corte al plan de auteridad; ajustará gastos