Alerta de erupción en Guatemala fue demasiado tardía, admiten autoridades

|


Erupciu00f3n

Una comunicación deficiente entre la agencia de reducción de desastres y vulcanólogos de Guatemala retrasó el desalojo de pobladores cuando ríos de lava y ceniza caían por las laderas del volcán Fuego el domingo, en su erupción más violenta en cuatro décadas, admitieron autoridades.


Agravando la situación, la lluvia y las nubes dificultaron la observación visual del flujo piroclástico -la lluvia tóxica de desechos- que descendía precipitadamente por la ladera de la montaña.


La erupción ha causado la muerte de 101 personas y la desaparición de más de 190, según las autoridades, y el jueves se decidió suspender los trabajos de rescate debido a riesgos para los socorristas. Casi todas las víctimas son de aldeas pobres cafetaleras ubicadas en las laderas más bajas del volcán que ahora están parcialmente enterradas.


Para cuando Pedro Morales, un técnico de campo de la agencia de desastres de Guatemala, CONRED, vio los flujos de lodo y escombros, que pueden moverse a velocidades de hasta 300 kilómetros por hora, ya estaban cerca de las casas.


Leer más


Suman 99 muertos por erupción del Volcán de Fuego
Atienden en Texas a 6 niños con quemaduras por Volcán de Fuego
Suspenden rescates en Guatemala por mal clima