A Doble Espacio

|

Por Enrique García Cuéllar

¿Qué Rutilio se va y ponen a otro? Esto ya parece la rueda de la fortuna. O como dijo Cuco Sánchez: “la vida es la ruleta en que apostamos todos”. 

Apenas ayer me contaron que la propia gente de Rutilio está tan desanimada que proponen votar por Gleason para desquitarse del Güero. 

Eso nos indica el grado de incivilidad de un sector de la población. 

Chiapas no existe. El futuro no existe. Lo que existe es un circo romano región 4, donde desean ver la lucha de dos políticos que ya tienen el repudio social, nada más que habrá que ponerlos en la arena para verlos frente a frente. 

Ni se va Rutilio ni ponen a nadie. Ni tumban a Fernando. La burla hacia los ciudadanos que desean un mejor futuro para Chiapas es ya insoportable. 

Y espérese, falta el segundo debate donde el enemigo a vencer es el que sabe razonar, el que sabe de política, el que conoce mejor los problemas y soluciones de Chiapas. 

Falta otra parte del circo para que el atole con el dedo surta efecto. 

La diferencia es que ahora habrá un quinto contrincante, Fernando Castellanos, decidido a llegar a la gubernatura por encima de los otros cuatro… si Xalapa lo deja. 

Y dicen que ya está arreglado todo para que le permitan contender.

Creo que somos muchos los que deseamos dormir hoy con la esperanza de que mañana sea 2 de julio y acabar con esta farsa electoral donde ha imperado el irrespeto, la mano negra del gobierno estatal, un independiente que cree que todos somos ganado, el peor candidato que ofrece cínicamente “acabar con la corrupción” y más detalles terroríficos, propios de una película de El Santo contra las Momias de Guanajuato.


eagarciac@outlook.com

Twitter: @garciacuellar


Facebook: Enrique García Cuéllar



TAMBIÉN PUEDES LEER:


La inseguridad es la mayor preocupación de los empresarios, exigencia que no ha sido tomada en cuenta por las autoridades estatales.


Organizaciones empresariales piden la cabeza de Velasco Coello


Mala administración pública ha rezagado a Chiapas hasta el decrecimiento: economista