Editorial

|

La inseguridad es la mayor preocupación de los empresarios, exigencia que no ha sido tomada en cuenta por las autoridades estatales. En distintos lugares y momentos, los hoteleros afirmaron que Chiapas es una de las entidades más inseguras y violentas, lo cual afecta al turismo en la entidad, al colocarlo en un sexto lugar nacional.

Por otra parte, la Cámara de Comercio y Servicios Turísticos de Chiapas, considera que no se vive un estado de derecho derivado de la aplicación de la ley, lo que causa plantones que afectan seriamente a todos los ciudadanos en una réplica de lo sucedido en 2013 y 2016, es decir, dentro del presente régimen.

Estas aseveraciones coinciden con lo publicado el día de ayer en el diario Milenio de la Ciudad de México, donde varias organizaciones empresariales pidieron la destitución del gobernador Manuel Velasco Coello, aunque algunas se retractaron de último momento, se ve que otras desean reafirmar y refrendar el contenido de esa protesta publicada.

Los maestros de la CNTE ya se instalaron en plantón indefinido en el centro de la ciudad, con las mismas exigencias de siempre, donde sobresale la derogación de la Reforma Educativa.

Los desplazados en distintos puntos del estado, y todas las irregularidades enumeradas en la protesta firmada por organizaciones empresariales, existen en la realidad y son causa del rezago que sufrimos en Chiapas, en diferentes órdenes.

Chiapas vive un momento sumamente difícil y el futuro inmediato se ve todavía más incierto, si tomamos en cuenta las próximas elecciones del 1 de julio, donde podría agudizarse la violencia partidista como resultado del manoseo en el proceso, ejercido abiertamente desde el Palacio de Gobierno, sin que se haya ejercido acción punitiva alguna en contra de las autoridades ajenas al proceso electoral.

Debemos estar preparados para ese día; debemos exigir garantías para que exista paz y armonía a la hora de votar, porque la confianza de dos partidos, el Verde y el PRI, está depositada en la compra masiva del voto y Chiapas podría hundirse todavía más en un tercer sexenio de rapiña e irresponsabilidad.


TAMBIÉN PUEDES LEER:

Organizaciones empresariales piden la cabeza de Velasco Coello


Velasco deja la deuda más alta del país: 6.7 de su PIB


El diario Milenio publica la carta, firmada por varios organismos de Chiapas; exigeN la destitución del gobernador Manuel Velasco Coello