Mala administración pública ha rezagado a Chiapas hasta el decrecimiento: economista

|


Economista

El nulo avance económico de Chiapas, en los últimos cinco años, ha traído mayor rezago a la entidad, debido a la falta de efectividad en la aplicación prioritaria de los recursos financieros de la administración pública; el gobierno actual de esta entidad gastó mayores recursos en publicidad oficial en el 2016 que los ejercidos en inversión pública, declaró el economista Arturo Damm Arnal.


Durante una conferencia magistral en el marco de la toma de protesta del XV Consejo Directivo 2018-2020, que preside Isaías Alfaro Castellanos, expuso Damm Arnal que la ineficiencia del gasto público en el presupuesto gubernamental del estado ha sometido a la entidad a una mayor pobreza económica debido a la baja productividad que como consecuencia ha generado desempleo y marginación.


En el año 2016 se aprobó un gasto de 12.4 millones de pesos para Comunicación Social, no obstante, el ejercicio fue superior en 3.141% con un gasto total ejercido que ascendió a 400.5 millones de pesos.


Contrariamente, dijo, el gobierno estatal tenía presupuestado gastar en ese mismo año 2016 en inversión pública 4 mil 315 millones de pesos, de los cuales, sólo ejerció mil 286 millones de pesos.


La cifra fue 70 veces menor, pese a que el actual gobernador aseguró que su administración sería “el sexenio de la infraestructura”, señaló el economista.


Estadísticamente indicó que, a finales de 2017, siete de cada diez chiapanecos no podían adquirir la canasta alimentaria con el ingreso proveniente de su trabajo, cuya proporción es 3.5 porcentual superior a la cifra que se observaba en el 2012, lo que equivale a que 412 mil personas más en este período están en pobreza laboral.


El especialista financiero sostuvo que la pobreza de Chiapas se agravó en este período sexenal, al señalar que durante el inicio de la actual administración Chiapas era la séptima entidad con la tasa de informalidad más alta con el 63.7%; cinco años después, dijo, dicha proporción se incrementó en 4.5% porcentuales y el estado se convirtió en el cuarto con mayor informalidad a nivel nacional.


Recalcó que la productividad es un tema pendiente a nivel nacional, pero en algunos estados de la República Mexicana como Chiapas es alarmante.


En este sentido, refirió que entre el tercer trimestre de 2013 y el mismo periodo de 2017 la productividad laboral en Chiapas pasó de 75 a 77 pesos producidos por hora trabajada.


Por tanto, Chiapas no solo es el estado con la productividad más baja del país, sino que también refleja la disparidad regional.


Comparado con estados como la Ciudad de México y Nuevo León, la productividad es 4.5 y 3.5 veces, respectivamente mayor a la de esta entidad sureña.


Aunque la deuda del estado se redujo como proporción del PIBE, la eficiencia en el gasto público para atender los retos económicos y sociales en el gobierno actual ha dejado mucho que desear.


En la actualidad, el incremento de trabajadores en Chiapas que laboran sin prestaciones de ley asciende a 89 mil. Las altas tasas de informalidad han tenido consecuencias en la productividad del estado, finalizó. ASICh

Organizaciones empresariales piden la cabeza de Velasco Coello
Velasco deja la deuda más alta del país: 6.7 de su PIB
Economía frágil y descontento social, causa de problemas: CCE