Editorial

|

Circuló en las redes una propuesta contra Manuel Velasco Coello, donde expresamente le piden su renuncia al cargo debido a múltiples fallas de su administración.

Por todos los chiapanecos son conocidas esas fallas, la diferencia es que se haya publicado con la firma de varias cámaras y asociaciones.

Además, la señora Josefa López Ruiz, en una muestra de valentía, pidió con su firma esa destitución, mientras que algunos dirigentes de asociaciones se deslindaron de lo que circulaba en internet.

Lo usual en Chiapas es quejarse y criticar al gobernante cuando ya se ha ido, cuando todos se consideran a salvo de una represalia.

Lo insólito es que ahora se haga con la participación de algunas agrupaciones que prestaron su logotipo para adherirse al contenido del documento que exige la urgente salida del mandatario, quien ya busca la senaduría plurinominal que había rechazado inicialmente “para cumplir con los chiapanecos”, aunque lo que ha hecho es exactamente lo contrario: incumplir.

Es un caso único en la historia reciente de Chiapas el hecho de pronunciarse contra el poder en turno, hacerlo abiertamente y decirlo a través de un medio moderno donde se cumple la sentencia constitucional que dice: “y si no lo hiciere, que el pueblo me lo demande”. Pues ya se lo demandaron, ya se lo exigieron, a pesar de que hubo quienes se deslindaron de inmediato y se pusieron de alfombra ante un gobernador que tiene hundido al estado.

Los que se deslindaron son los mismos que el día de mañana, cuando ya no haya peligro alguno, se desgarrarán las vestiduras y criticarán a Velasco Coello con toda acritud y espesa hiel. Ya no correrán peligro alguno.

La valentía demostrada por la señora Josefa López Ruiz, con trayectoria de servidora pública y dedicada a la promoción de la educación en Chiapas, es un ejemplo de valentía que no tuvieron quienes se deslindaron públicamente y cuanto antes, a pesar de que, en una reunión, ya habían aceptado firmar.

No se imaginaron que ese asunto iba en serio y temblaron. Es una lástima ese tipo de empresarios, siempre asustados ante el régimen en turno.


PUEDE INTERESARTE


A Doble Espacio. Algunos empresarios, asustados con lo que apareció ayer, se apresuraron a decir que ellos no tienen nada qué ver.

Editorial
Editorial
Editorial