A Doble Espacio

|

Por Enrique García Cuéllar

Un presidente municipal para Tuxtla puede prometer en este momento hasta pavimento de oro en todas las calles. No requerimos tanto.

Empezarán las promesas incumplibles y la ciudad seguirá “en agonía”, como dijo el candidato independiente Jorge Martínez, quien se enfrentará a un Paco Rojas con mucha gente de su lado y a un Carlos Morales decidido a dar la batalla. 

Bueno, también estará otro Carlos, pero si alguien lo llegara a tomar en serio, Tuxtla acabaría su agonía porque le sobrevendría la muerte súbita el mismo 2 de julio, del puro susto.

Creo que viene un buen trienio para la capital de Chiapas, pues los tres candidatos nombrados con sus respectivos apellidos, tienen posibilidades reales de llegar. 

Más bajas las del contador Martínez, pero podría crecer si algún milagro ocurre. Y puede ocurrir, porque en política nadie tiene los ases en la mano.
Son tres buenas propuestas interesantes y vamos a ser testigos de un resultado muy cerrado entre los dos más conocidos: Rojas y Morales.
Lo bueno es que ambos sí pueden hacer una administración que recupere a la capital del estado y la eleve a la dignidad que en otros tiempos alcanzó. Ojalá así sea. 


eagarciac@outlook.com

Twitter: @garciacuellar

Facebook: Enrique García Cuéllar


TE PUEDE INTERESAR


¿Por qué es una democracia que no existe? En Chiapas se han dado pasos sobre terreno ilegal, lucha en el lodo y varios intentos de derrocar a un candidato tan legítimo como peligroso...