A Doble Espacio

|

Por Enrique García Cuéllar

Ahora se sabe, por acusaciones del hermano del ciclista alemán asesinado, que el otro ciclista, el polaco, fue decapitado, lo cual pone a Chiapas como un escenario de verdugos sanguinarios, capaces de las mayores atrocidades con tal de cobrar “derecho de paso”, asaltar o lo que usted quiera. 

Cuando un estado se convierte en tierra de nadie, el peligro es para todos. Nos puede alcanzar a cualquiera, ciclista o no, mexicano o extranjero. 

Cada territorio chiapaneco tiene sus propias “leyes” y las ejecuta con absoluta impunidad.

Los desplazados de sus comunidades también son víctimas de la impunidad. Viven en condiciones infrahumanas, con el frío cotidiano de las zonas altas de Chiapas, con hambre y desesperanza ante el inexistente gobierno estatal, preocupado por el futuro electoral que por el bienestar de sus gobernados. 

Desde fuera de México nos ven como corruptos, irresponsables, simples habitantes de una selva hambrienta, donde la injusticia y la impunidad campea. 

Bloquean carreteras, rapan a maestras de escuela, amarran a funcionarios, ponen bordos en carreteras federales, frustran proyectos productivos, puede pasar lo que sea mientras un gobernador se truena los dedos pensando en el resultado de las próximas elecciones.

Viaja, reparte dinero del erario a su cargo y lo destina a otros menesteres, las cuentas no le salen y espera a que gane López Obrador para que la amnistía lo cobije. 

Desde fuera de México así nos ven. 

Y nosotros desde dentro, sabemos que las cosas están aún peor, porque no alcanzan a vernos en toda nuestra dimensión de contradicciones y absurdos, donde se soporta de todo a cambio de vivir en una tierra que todavía nos ofrece amaneceres y atardeceres espectaculares, naturaleza sorprendente y aromas y comidas inigualables. 

Lo malo es que cada día la ineptitud de la clase gobernante va encareciendo este precio.


eagarciac@outlook.com


También lea: Acusa hermano de Holger asesinato y, además, cortaron la cabeza del polaco

A Doble Espacio
A Doble Espacio
A Doble Espacio