Evaden y se acusan en el primer debate

|


PRIMER DEBATE

CIUDAD DE MÉXICO.- El primer debate de los candidatos presidenciales terminó en evasivas a los ataques, acusaciones y cuestionamientos.

Los rivales no lograron sacar de su guión al puntero de las encuestas, Andrés Manuel López Obrador, quien evitó contestar los cuestionamientos sobre la postulación de sus polémicos candidatos de Morena, como Napoleón Gómez Urrutia; de su pacto con Elba Esther Gordillo; la contratación de la aeronave para su campaña; el nepotismo con su familia en el partido; su pasado priista; su propuesta de amnistía, entre otros.

El tabasqueño tampoco se enganchó y evadió las recriminaciones de Ricardo Anaya, en torno a que calificó de corrupto, en su libro sobre el Fobaproa, a su hoy coordinador de campaña, el empresario Alfonso Romo.

En medio de una guerra de culpas por la inseguridad, la corrupción y la impunidad, tampoco el priista José Antonio Meade cayó en la provocación y evitó dar respuesta a los cuestionamientos sobre la presunta responsabilidad del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto en los casos emblemáticos: Odebrecht, la “estafa maestra”, César Duarte, Javier Duarte y el socavón.

Lo que alcanzó a ofrecer fue que de ganar la Presidencia en su gobierno no habrá “estafas maestras”, y exigió a López Obrador y a Ricardo Anaya que “para ser honesto no basta con decirlo”, sino –les reprochó– comprobarlo con declaraciones completas y correctas.


Leer más

Cuando PRI no logra unidad, el resultado no es positivo: Chong
Asegura el INE en Cometra más de 4 mil credenciales no reclamadas
Spot de Morena, donde aparece Tatiana Clouthier, es el más recordado por la gente: Parametría