Tumbo

De tumbo en tumbo

Por Catón / La renuncia de Carlos Urzúa como secretario de Hacienda sorprendió y no sorprendió. Sorprendió por lo inesperado, y no sorprendió por lo mismo que con sobra de razón expuso el renunciante en su carta al Presidente: “…En esta Administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento…”.