Norte

Burocracia humillante

Por Jaime Muñoz / Pagué los derechos de la licencia de manejo y luego, en los sebosos pasillos del lugar, recibí la información: para proseguir el trámite es necesario aparecer en el edificio de Recaudación a eso de las cuatro de la madrugada, pues cada día, a las nueve, entregan las “fichas” que permiten continuar en el laberinto tramitológico ese mismo día. “No reparten muchas, como setenta y tantas”, me dijo alguien. No le creí.