Biblia

No sólo con la palabra

Por Catón / Empezó a dictar el maestro: “Moctezuma es nuestro emperador”. Los niños esculpieron en sus respectivas piedras el signo de la realeza: un gran penacho. Prosiguió el mentor: “Posee grandes riquezas”. Los niños grabaron figuras de plumas, adornos de jade y semillas de cacao. “Tiene muchas esposas” -siguió dictando el maestro. Los escolares cincelaron numerosas figuras femeninas. “Pero sobre todo –dictó el maestro- Moctezuma es un hombre muy valiente”.