Catón ok
22/oct/19    05:24

Por Catón / Dime, Armando, de qué sustancia está hecho el amor, porque tu tío Felipe no lo sabe. He tenido muchos amores. A algunos los he amado –a todos en el momento del amor–, pero como dijo San Agustín, que sabía mucho porque mucho había pecado: “Si me preguntas qué es el amor, no sé; pero si no me lo preguntas sí sé”.

Comenta
Catón ok
18/oct/19    04:24

Por Catón / En los pasados tiempos había un Ministerio de Gracia y Justicia. Los malévolos críticos de la época decían que la gracia era para los amigos, y que la justicia se aplicaba sólo a quienes no lo eran. Aplaudimos —y con ambas manos para mayor efecto...Muy selectivo se muestra el régimen en esto, y a algunos a quienes debería llevar a la justicia les da gracia.

Comenta
Catón ok
17/oct/19    11:52

Por Catón / Que no se haga pato el ganso. Todas las trápalas, engañifas, añagazas, fullerías, chicanas, artimañas y tropelías que se están haciendo en Baja California le serán cargadas a su cuenta. Resulta imposible pensar que el tal Bonilla, su cuate y paniaguado, esté actuando por la suya al urdir y llevar a cabo ese atentado...

Comenta
Catón ok
15/oct/19    05:31

Por Catón / Lo cierto es que las mujeres han estado siempre empoderadas, aun antes de que surgieran las doctrinas feministas. Y qué bueno, porque ellas saben hacer mejor uso del poder que nosotros, sobre todo cuando hemos llegado a la edad del no poder.

Comenta
Catón ok
14/oct/19    05:52

Por Catón / El Presidente de la República, licenciado Andrés Manuel López Obrador, quien hace meses envió una carta al Rey de España demandándole que nos pida perdón por los abusos que sus ancestros cometieron en la conquista de México, dijo que no ha olvidado eso, y añadió que también se debe pedir perdón por hechos del pasado como el destierro de los yaquis y el asesinato de ciudadanos chinos en nuestro país.

Comenta
Catón ok
11/oct/19    05:40

Por Catón /En aquella mesa de café hablábamos de todo: de mujeres, de libros, de películas, de historia, de música, de teatro... De dos cosas no hablábamos jamás: de religión y de política. En ambas materias éramos escépticos.

Comenta